9.10.19

Un día a la vez

El elevador atorado y la cita en el décimo piso, me tocó devorar las escaleras y llegar al consultorio con el corazón en la mano. 

Fotografía: Neogéminis
Puntual a la cita con la Psic. 
¿ A qué has venido ? 
— ¡ Mi familia cree, que estoy loca ! 
¿ Y por qué lo creen ? 
— La lista es larga 
Bien, tenemos tiempo 

Se acomodó en el sofá, dejó de lado su cuadernillo y bolígrafo y centró toda su atención en la mujer que tenía delante. 

A su vez, un tanto incómoda, tomé los cojines que estaban al lado y los puse en mi vientre, juegueteaba con ellos mientras intentaba dar forma a mis pensamientos. 


— Últimamente me tomo la vida de forma ligera, no hago muchos planes, solo los estrictamente necesarios, voy a mi aire, dejé el celular que me tenía atada, el reloj que me sujetaba a horarios estresantes, no le doy importancia a las cosas banales, no me interesa tener la mejor casa, ni los mejores muebles o el auto del año, no necesito mucho, tengo lo suficiente y un poco más y estoy satisfecha, aprendí que lo verdaderamente importante no son las cosas materiales. 

Pienso más y hablo solo lo necesario, el futuro no ocupa gran parte de mi tiempo, vivo el momento, el presente y también degusto del ayer sus matices. 

Nací hija, fui novia, fui esposa y madre, pero no mujer, un día cualquiera, cuando el agua sobrepasó mi cuello, me descubrí rota, destrozada, hecha polvo y en medio de un mar embravecido tuve que unir cada partícula de polvo hasta quedar entera. 

Conocí a un hombre que me hizo descubrir todo un mundo de sentimientos que no sabía que existían, él se ha dado todo y a cambio solo espera recibir una sonrisa, me quiere a su lado y me acepta como soy, sin intentar cambiarme o manipularme, un hombre transparente que me hace sentir plena. 

¡ Ah !, y me compré una moto, de esas grandes de tres rueditas, que lo mío no es el equilibrio. 

Se quedó observando, después de unos minutos que me parecieron eternos me pregunta: 

¿ Y qué piensas tú ?, al ver mi expresión confundida me dice ... ¿ Crees que estás loca ? 

— ¡ No !, no lo creo. 

Tampoco yo, me pregunta:
¿ Cuál es tu siguiente paso ? 

— Vivir al máximo, vivir sin reglas.



Este Jueves la cita es con, Neogéminis

4.10.19

El hombre de ojos tristes

En el recorrido hacia su departamento se cruzó con algunos rostros conocidos, a la par o en sentido inverso, todos parecían sin prisa, solo ella mostraba desespero en sus pasos, poco a poco la gente fue desapareciendo de su vista, carraspeó unas frases cortas pobres en disculpa, luego el mutismo para terminar en llanto y desconsuelo. 

El solitario elevador la acompañó hasta el cuarto piso, abrió nerviosa, apenas cruzó la puerta, observó el monoambiente, los muebles estaban cubiertos de un polvo acumulado de muchos años, intacto, como aquella noche fatídica. 
La pintura de un hombre de ojos tristes se erguía sobre el sofá de terciopelo rojo, se acercó con tiento y lo abrazó en silencio, sabía que él la esperaba sin reprocharle nada.

Sus ojos dejaron caer gruesas lágrimas que rodaron con violencia por sus mejillas, con las manos unidas le contó su día, como muchas veces, se prometió que ese sí sería el final y continuaría con su vida, pero siempre volvía. 

No sabía cómo interpretar sus sentimientos, deseaba no haberlo amado nunca y deseaba también … amarlo siempre.


Jueves de Relatos de la mano de Molí

17.9.19

Dinámica

1.- Libro o saga favorita
El Griego de Pierre Rey
Una biografía de Aristóteles Onassis, el momento que marcó su niñez y el desarrollo de su vida

La Fortuna por la espada de Martha Rofheart
Narra la vida de Enrique Lancaster, quien se convertiría en el Rey Enrique V de Inglaterra, vista desde tres diferentes etapas y por distintas personas.

2.- ¿Qué clase de género es el mejor para ti?
No hay un género específico

3.- Personaje principal que no fue del todo bueno
No hay alguno que me haya decepcionado

4.- El mejor villano de todos
Cardenal Richelieu de Los Tres Mosqueteros, de Alexandre Dumas

5.- Un libro que nunca superaste
Horacio Quiroga

6.- A qué personaje te gustaría tener de mejor amigo/a o novio/a
Quizás a Quiroga, también me iría de aventuras y taberna con Los tres mosqueteros 😎

7.- EL peor libro que hayas leído
La trilogía de 50 sobras, de una escritora poco inteligente que no se tomó el tiempo de investigar a fondo, es un tema que merece más  en todos los aspectos

8.- Clásico favorito
El Conde de Montecristo y Drácula de Bram Stoker

9.- La mejor saga o libro de vampiros, lobos o brujas.
Drácula de Bram Stoker

10.- ¿Con qué personaje te identificas?
Con nadie

11.- El peor género, ¿por qué?
Ninguno, existen libros para todos gustos y colores.

Esta dinámica viene del blog de Dem

6.9.19

Cuando de noche


Me gusta trasgredir prejuicios ... y sentir solo la colisión y el prurito que recorre la piel
cerrar los ojos y permitir que el deseo vibre en el pecho
abrazar el abismo de la sinrazón 
descender los sentidos hasta llegar allí ... donde las palabras perecen
dejar correr la mirada impúdica que desnuda más que las manos
recorrer con ímpetu tu sendero ... sin temor de caer al precipicio.
Me gusta sentir cómo se abren mis labios 
y envuelven con delicada violencia tu nimbo
degustar la miel con donaire y la sal con viveza.
Me gusta tu cuerpo desnudo, cuando de noche apareces 
y te colocas ahí ... donde te quedaste anclado.

21.8.19

Inasible


De noche, cuando todo está en calma, surgen los sueños que incitan a volar, imagino instantes que absorben cada parte de ti, se emancipan en mi ser volviéndome latido. 

Puedo detenerme, puedo escapar de tu prisión sin rejas, donde lo perfecto se hace tangible, donde tus brazos se vuelven nudos que liberan y me desbordan ... puedo hacerlo, pero no lo intento. 

Esta noche, he roto el tiempo en tu nombre, tus ojos vigías juegan a seguirme, me envuelven sigilosos, tus manos como reflejo de luna recorren mi superficie y sin embargo ... es suficiente para morir y renacer de nuevo ... en la impaciencia de tus dedos.


10.8.19

Así empezó todo

Y cuando creí que todo estaba perdido, que nunca saldría del abismo tan hondo en el que había caído, que la tristeza en el pecho sería permanente ... me dijo:


"Quiero pasar el resto de mi vida contigo"
¡ Así empezó todo !

Jueves de Relatos de la mano de Tere

3.7.19

El despertar de Angélica


Como si se extinguiera una parte importante de la Avenida Hidalgo, de su historia, el tiempo ha sido testigo de cómo poco a poco fue apagándose el fuego que encendía la sonrisa del recinto. La mejor sala de la ciudad, el mejor cine, las dos primeras semanas y solo allí los grandes éxitos de cartelera, butacas de terciopelo rojo, el piso de un mármol espectacular, cafetería con productos de primera, aquel boletaje de rollo tan antiguo que se quedó en el olvido y después … el abandono. 

Retomado unos años después … Uno de aquellos sábados en los que mi vestimenta (obligada) era de chaperona de mi hermana mayor, invité a su vez a mi amiga de aquellos tiempos. 

Sin itinerario 
¿ Vamos aquí ?... ¡ está lleno ! 
¿ Vamos allá ? … ¡ a reventar ¡. 

Al final cada quien por su lado, mi hermana y su novio a la cafetería de moda, mi amiga y yo seguimos el camino, un par de horas después, cansadas y aburridas decidimos entrar a la sala de cine. 

Película, “El despertar de Angélica” 

Me pareció extraño que, el costo de los boletos hubiese descendido, también que veía entrar como cubriéndose el rostro a hombres solitarios … no hice caso. 

Dentro, los hombres solitarios sentados estratégicamente y entre ellos un montón de lugares a escoger, atrás habían quedado las butacas numeradas, en el centro y hacia el fondo, el mejor lugar. La película ya iniciada, no era problema, solo estábamos cansadas. 

En la escena un hombre en la cama, una mujer que llega y se acuesta a su lado, besos por todas partes, poco a poco iban cayendo al suelo las prendas … mi rostro encendido, el de mi amiga también. 

- Ame, ¿ nos vamos ? 
- ¡ Sí, por supuesto ¡ 

El lunes en la escuela con el profesor de Contabilidad. 

- Señorita, no sabía que tenía esos gustos 
- ¿ De qué hablamos ? 
- ¡ La vi en el cine !, la acompañaba un hombre 
- ¡ No !, es mi amiga, (ella vestía pantalón en tiempos que las mujeres usaban solo vestidos y faldas), fuimos por un rato, solo a descansar. 

El profesor se puso serio mientra decía ... ¡ en serio, no vaya a ese cine !, menos con un hombre y mucho menos si es mayor. 

Aquello se había convertido en una sala de cine porno y yo … tan ingenua.

Sala 2001, Monterrey, Nuevo León
(fue derribado en el año 2000, hoy es un estacionamiento público)

Los relatos de esta semana los coordina Juan Carlos, en su blog; ¿ Y qué te cuento ?, el tema "Los cines de barrio", esas maravillosas historias y cómo han ido evolucionando y en algunos casos han desaparecido, es un lamento en la historia de cada uno de nosotros.

1.7.19

En medio de la noche


Voces 
en medio de la noche
llenándome el vacío.
Despierto
y los recuerdos del adiós
saben a hiel.
Y después de tanto
siento
que vuelves a mí
a pedazos.


25.6.19

Un instante


En el silencio de un atardecer confuso, existe ese punto preciso, cuando no es de día, tampoco es de noche, me doy cuenta que, hasta la naturaleza puede tener ese momento de inflexión, confuso y bellísimo, le robo un instante... melancólico ... perenne y siento.

Su voz me llega entre susurros de letras escritas  y recuerdos de madrugadas desnudas. Tiene unos labios alargados y una sonrisa que hechiza. 

Cuando lo observo sus ojos visten de negro ... se profundizan, es fácil dejarse ir en esas pozas oscuras que gritan poemas que arden en mi piel, porque sé que detrás de esa mirada, hay una aventura por descubrir en cielos e infiernos.

En su torso, su corazón bombea su propio placer que me ofrece desmedido y debilita mis rodillas.
Él sabe que al otro lado del mar lo espero ... latiendo en mi pecho su vida.


Semana coordinada por Dorotea en su blog, Lazos y raíces, con el tema: La mejor hora.

20.6.19

La noche y sus silencios

Hoy ha sido una de esas noches en las que me acuesto apegada a mi silencio, me siento como si estuviera dentro de una pompa de jabón que se eleva temblorosa y frágil al vaivén del aire, en espera que una ráfaga de viento fuerte me rompa.


Presiono con mis manos las sábanas que arrugadas me acarician, aspiro lento y hondo mientras busco la forma de afrontar mis miedos, las situaciones dolorosas que han dejado marca en mis recuerdos, las ilusiones perdidas, los sueños hechos cenizas.

En silencio trato de calmarme, intento alejar el pensamiento de reinventar nuevas maneras de seguir en este mundo sin darle oportunidad a que me absorba. Acogo la idea de nuevos perfiles y de inmediato la aborto porque lo único que hacen es confundir a quien me conoce y anular quién soy. 

Me cansé de ser indiferente a la mano extendida por temor al golpe de mentiras y caricias falsas. Me cansé de portar la pesada armadura que me lleva por un pozo sin luz ni salida.

Quizás equivoque la mirada, quizás equivoque las palabras que no alcanzan a abarcar las emociones que me habitan y me dejan sin aliento. Quiero creer que un día despertaré con el alba acariciando mis cabellos mientras afuera ... llueven versos.


La coordinación de los relatos de esta semana está a cargo de Magade, con el tema, El SIlencio.