3.4.18

An-verso

Y una vez que renuncias
nada te pertenece
nada es tuyo
todo es para Él
y Él es para ti
Como un centinela te custodia
te muere
para velar la sombra
de su otra mitad ... Tú.

11 comentarios:

  1. Entrega perfecta...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso... La fuerza de lo simple, de lo concreto, de lo verdadero...

    Besotes, Ame.

    ResponderEliminar
  3. Algo.leí por ahi que decia... "deje de ser mia para ser por ti" quizá el deseo tiene que ver con ese timing y ese conplemento

    ResponderEliminar
  4. Esa renuncia extrema es peligrosa. Poema muy bueno, pero comento la entrega al otro negativa. No existe una media naranja, nadie complemente o completa a otro. Todos somos la naranja entera que espera ser aceptada y amada sin dejar de ser ni un gajo de sí misma.

    Un beso grande, y por siempre ser uno mismo, y aceptar al otro sin renunciar a sí mismo. Feliz miércoles

    ResponderEliminar
  5. La eterna duda: ¿hay que entregarse del todo en el amor?. ¿Que pone Él a cambio, solo el deber de velar por ti?
    Me encanta el poema, aunque me hace dudar esa mayúscula en Él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Es bonito saber que alguien vela esa sombra en la oscuridad ..
    Un abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
  7. Digamos que todo es fusión, es la mezcla de todo saber anticiparse a lo que verdaderamente quieres para ti y ofrecerlo en el otro.
    Una ofenda mutua.

    Un abrazo grandote y la alegría de volverte a leer.

    ResponderEliminar
  8. Una presentación impecable, Ame.

    Mil besitos para ti.

    ResponderEliminar
  9. Tan real lo que cuentas
    me gusta lo que escribes
    me siento bien aquí en la negrura de la magia que recibo !!!!
    Un brindis por tus palabras querida

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.