29.9.17

De fe

Si cierro los ojos para que el anhelado sosiego
se introduzca por mi dedo anular
quizás pueda volver a creer
y recobrar la fe
y así ... transformar mi mundo en un lecho piadoso
en el que, el eco de la soledad pueda fenecer
y renacer convertido en lágrima.
Y espero que de esa lágrima ... algún día
puedan crecer alas.

22.9.17

Momentos de tristeza

Las personas pueden quebrarse.
La piel a veces puede desgarrarse.
El aire puede cortarse.

Se rompen los cristales.
El madero se hincha por el correr de una lágrima.
Las paredes pueden agrietarse
Las bardas y hasta los edificios pueden derribarse.

Somos humanos, nos equivocamos, tropezamos, caemos y algunos logramos levantarnos, también  unos a otros nos hacemos daño, pero en situaciones duras, siempre nos damos la mano.

No importa raza, credo, costumbres o tradiciones, en nuestra mente y corazón sólo hay un único deseo ... Apoyar a quienes en éste momento son más vulnerables.
Porque se unen los corazones formando un núcleo tan intenso y emotivo que proyecta una carga de energía y esperanza para todos.

Todo es más profundo, todo es más intenso, te das cuenta que, no importa si la naturaleza es calma o violenta, porque así es nuestra Madre Tierra [o lo que hemos hecho con ella]. Por un instante desaparece el individualismo, se conjugan los sentimientos, se apiadan los corazones.

La unión hace la fuerza.
Gracias.


12.9.17

Sombra

Quieta
cabizbaja
cansada de tanta lucha infructuosa
me quedé sin alas.
Soy como la sombra que proyectan los barrotes
de esta vieja jaula
a puerta cerrada.
Llevo un arnés en el tobillo
y una llave estéril en la mano izquierda
y desde dentro
canto una libertad
inexistente.