15.3.17

Plegaria

Señor ... he perdido la fe y la esperanza.
Desconsolada me desvanecí en la obscuridad, ya no habito en el calor vehemente de tu abrazo, ni coexisto en la profundidad de tu iris bondadoso.

Apiádate de mí, si es que existes Ser omnipotente y misericordioso, que tu manto poderoso se ciña en mi columna, que sea tu luz la que profane mi ser inerte y me lleve a tu senda como principio y fin.

Arranca de mi pecho la duda que lo carcome, hazme sentir que existes y vuélveme a ti ... 
Sé mi Rey, sé mi Dios, sé el faro que guíe mi camino, sé mi todo y sé mi nada, que dentro de la misma nada, tu omnipotencia sea infinita.

Todo lo puedes Señor de mis plegarias, la tristeza corroe mis entrañas, atraviesa este cuerpo debilitado y tembloroso ... Señor, llorosa te lo imploro.

No puedo soportar su óbito, llévame ante él, llévame ante ti.
Haz que fenezca mi carne y logre renacer en ti mi alma.


Más de Jueves de Relatos en: La guarida de las locuras

34 comentarios:

  1. Amén.

    Verás como tus plegarias serán escuchadas por el Señor y hará florecer tu carne, tu piel, tu alma y te hará alcanzar la gloria para que seas feliz y dejes de lado tu tristeza.

    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Entre la profundidad el negro de tu blog, el dolor de la imagen y tu última frase el relato es de lo mejor que he leído. Un aporte magnifico. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un tiempo, mi preciosa Ester, cuando mi padre murió, mi plegaria a quizás un Ser superior era muy parecida a ésta, había un dolor [no físico] que me hacía pensar en quizás un alma [la mía] y ésto me llevaba a sentir que quizás sí había algo más allá y es a quien noche con noche le suplicaba me llevara con él.

      Gracias por tu bello comentario, muchos besos, preciosa

      Eliminar
  3. He visto en tu Plegaria una razón por la que pedir a ese Ser omnipotente consuelo , tranquilidad y sobre todo perdón de creer que haya algo más allá .
    Un abrazo y te deseo una feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Una plegaria desesperada. Un rezo... a veces lo último que queda cuando la tristeza se instala para siempre.
    Un fuerte abrazo, Ame.

    ResponderEliminar
  5. Que el alma nunca pierda la sonrisa...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hermoso y sentido tu rezo, querida Ame… El alma en su más pura plegaria…

    Bsoss y cariños enormes ❤️

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes
    Este jueves, vino a visitar y revisar y leer algunos de tu post, espero que siempre tiene la inspiración de las cosas bellas y que llenan mis ojos, y también ir y venir de nuevo a visitarme, porque son amigos (as), quienes construir la vida y ayuda en los momentos difíciles y son felices, tener un fin de semana en los que delicioso sobre la mesa, tanto beso en la boca, y los que realmente amas está siempre cerca de un millar de besos!

    ResponderEliminar
  8. Pura desesperación,y aún así bello!

    ResponderEliminar
  9. Lo mejor es que esa plegaria no sea complacida, luego de ese sufrimiento, luego de esa etapa de dolor suele haber una recuperación emocional. La vida puede seguir y es bueno que así sea.
    Un especial abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un relato hecho en forma de oración. Muy bien.

    ResponderEliminar
  11. Un relato hecho en forma de oración. Muy bien.

    ResponderEliminar
  12. Una plegaria desesperada en un mar de dudas y con un horizonte de anhelos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Qué hermosa plegaria. Te comprendo perfectamente porque hace poco he perdido a mis padres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bellísimo, pura entrega, puro dolor... Puro sentimiento.
    Más bella plegaria que la tuya...Pocas.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  15. Profunda plegaria volcando en ella todo el corazón y en realidad, también la fe y la esperanza. Puede que ese ser omnipotente tuviera otros planes.
    Muchas gracias por participar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Que emotiva y sublime plegaria, Ame.
    Un dolor omnipotente por la pérdida de un ser querido ha quedado plasmado en esta invocación.
    Beso

    ResponderEliminar
  17. Coincido con María. Él te redimirá

    ResponderEliminar
  18. Una plegaria sublime, dentro de toda su tristeza o quizás por eso
    Abrazos

    ResponderEliminar
  19. Una bellísima plegaria cargada de desesperación y tristeza. Que desolador momento debe ser esto de rezarle al vacío cuando no se cree que se va a tener respuesta. Sublime.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Hummmm... no sé, no sé, no estoy muy a favor de los halagos ni de dar gracias a un ser ideal por vivir o acoger. Quizá soy demasiado terrenal.

    Ahora, eso sí, te cuidas. Un apachucho :-)

    PD- De todas maneras si ese Señor es de carne y seso, casi casi opino lo mismo. No hay nadie más importante que uno mismo.

    ResponderEliminar
  21. Las plegarias al veces son inherentes a ese sentir del alma...
    Un abrazo.

    Precioso.,

    ResponderEliminar
  22. Enfrentarse con la muerte de un ser amado puede colocarnos ante el abismo de la desesperanza o la locura. Abrazarse a la fe es una salida.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  23. Preciosa, sublime....es que me quedo sin palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Una oración desesperada...Afortunadamente no he sentido nunca un dolor tan grande por un ser querido que haya fallecido, sino es posible que también me sintiera tentada de pedirle a Dios lo que tú pides...
    Muy bonita y sentida!
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Tramite amici arrivo qui, ci tenevo a lasciare un saluto, molto bello complimenti.

    ResponderEliminar
  26. Elevada y desgarradora plegaria. Muy visceral y sentida, Ame.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  27. Una oración mas bién escrita por los ángeles que por un mortal. Divina!
    cálida e impagable pregaria. Enhorabuena. Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Qué buena!!!!!

    Si fuera Dios te daría todo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Tristisima y desgarradora esta plegaria,la tristeza profunda busca el consuelo siempre venga de donde venga, espero que llegue.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Una muerte, muchas veces nos hace perder la fe en ese Dios que sin verlo hemos de tener fe en él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Después de muerto no hay dios, ni creencia que valga, sólo muerte...

    Saludos desesperanzados,

    J.

    ResponderEliminar
  32. A pesar de no ser creyentem si se que cuando nos encontramos en situaciones difíciles recurrimos a orar...

    ResponderEliminar
  33. Ya está planteado el próximo jueves de relatos.

    http://annabelli67.blogspot.com.ar/2017/03/circulos-viciosos.html#comment-form

    Un especial beso.

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.