28.7.16

Mi historia contigo

El año ... no lo recuerdo, fue de esos tiempos difíciles en los que deseas que todo pase y que sea pronto, ¿qué de peor podía suceder ... ?, quizás nada, y algo mejor, ¡imposible!, pero sucedió.

Mi historia contigo

Tenía poco tiempo de abierto este espacio, [Ame], estaba herida y en él me distraía.

Una tarde de tantas, necesité de imágenes de indios, debían ser especiales y me puse a ello, abrí el buscador, varias pestañas y nada me gustaba, en un desglose de una imagen vi una que llamó mi atención y fui directamente. Era un blog de una mujer interesante, más que ver las imágenes, me dediqué a leer lo que estaba publicado, ese espacio era un paraíso, un cachito de cielo.

Fue en ese momento que conocí a María del Carmen Názer, textos que hablaban de sus nietos, poesía maravillosa y un sentimiento de bondad que desbordaba en suavidad, en ternura, me di cuenta que estaba solita, nadie la seguía ni le comentaba y en algunos de sus textos, ella misma hacía sus comentarios.

No tenía el conocimiento de cómo funcionaba blogger, no sabía que podía hacerme seguidora suya y tampoco que al dejar mi comentario, también dejaba una liga directa hacía mi espacio, no sabía nada y ella tampoco.
Los siguientes días me olvidé de problemas y me dediqué a leerla y comentarle, de atrás hacia adelante, al azar, todo estaba bien, me hizo volver a sonreír y me quedé allí, pero las cosas no siempre van como deseamos y mi computador dio de sí, varias semanas pasaron hasta que me lo entregaron y, a pesar que busqué a mi niña hermosa, no la encontré más, y pasaron los años y sanaron mis heridas.

Tiempo después, una noche en la que volví a sentirme dolida, pensé cerrar el blog definitivamente y así lo hice, en el último instante, vi que apareció un mensaje que no logré leer, no di importancia y me retiré, minutos después volví, me inquietaba el comentario y me puse a leerlo. Mi sorpresa fue darme cuenta que aquí, en mi espacio estaba María del Carmen, me había encontrado por un mensaje que dejé en el blog de una amiga en común.

Duele demasiado saber que se ha marchado, recuerdo cómo se encariñó con una palabra que casi desde el principio le dejaba después de comentarle, preguntó su significado y se lo dije a grandes rasgos, mi niña no volvió a soltarla "Apapachos" también fue el tema de una de sus maravillosas entradas y siempre la ponía cuando comentaba.

No tengo palabras para explicar lo que me provoca su partida, es muy triste cuando caemos en cuenta lo vulnerables que somos y el pequeño soplo que es la vida.

Mi niña hermosa, te lo dije en varias ocasiones, leerte me trae la serenidad que necesita mi alma, me deja en paz conmigo y me hace sonreír, me has regalado mucho más, de lo que yo podía ofrecerte a ti.

En mi corazón te quedas, ¡SIEMPRE!.
Te quiero

Hay un poemario de María del Carmen 
Cortesía Maité S.R.

27 comentarios:

  1. Una linda despedida. Sin dudas ya la ha recibido.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. HaY personas que pueden hacer una diferencia con su presencia, incluso a distancia, a través de los medios de comunicación con sus palabras.
    Como las que te escribió. Esta blogera ha dejado buenos recuerdos. Y eso es algo para valorar.
    Espero que tus heridas de entonces se hayan curado.
    Un especial abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Dem
      Hay personas que vuelven un instante eterno, que su presencia se vuelve importante en tu vida y su ausencia, dolorosa
      Mis heridas curaron, pero hay nuevas.

      Un beso especial, Dem

      Eliminar
  3. Hermosa alma, María del Carmen. Son las que brillan, y no te dejan lanzarte contra las rocas del arrecife. SE siente, que sientes hondo y duro, la muerte de esta mujer. UN abrazo sereno. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un alma pura y dulcísima, sí, claro que duele y mucho
      Gracias, Carlos, abrazos

      Eliminar
  4. Con su partida queda un hueco vacio muy importante en Blogger pero no en nuestro corazón que la llevamos muy adentro.

    D.E.P.

    Muy tierno tu escrito y ya recuerdo de esa palabra tuya.

    Un beso enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El corazón está lleno, también dolido, María
      Besos, preciosa

      Eliminar
  5. Preciosa tu historia con nuestra común amiga, era un milagro hecho mujer., La extrañaremos siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda lo era y lo seguirá siendo
      Tracy, un beso

      Eliminar
  6. Estos días me comentan que sienten su partida pero que no la conocieron, y me quedo con las ganas de decirles: que pena, no sabéis lo que os habéis perdido, porque ahora aunque ella ya no este, algunos tendremos por siempre los recuerdos, las palabras especiales, los cariños regalados, como tu que podrás conservar todos los recuerdos de ella, como nos lo has contado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son palabras atropelladas entre lágrimas, Ester, sí que duele su muerte, cuando me enteré, como lo dije, me quedé sin palabras
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Siempre se siente mucho la partida de un ser querido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Rafael, te queda un vacío
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Ame, es precioso todo lo que cuentas. Y una maravilla que hayáis compartido esta amistad tan bonita. Yo me acordé de ti porque a menudo decía !mi Ame tan querida! en su blog... Te quería mucho.
    La palabra "Apapachos" la conocemos los españoles gracias a ti... y a tantos como nos dió...
    Hay vinculos que traza el destino de un modo tan bello... Siento mucho tu dolor, para mí también fue inolvidable.
    Un abrazo muy fuerte y gracias por este homenaje tan sincero y bello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maité, antes que nada, disculparme por sustraer la foto de mi niña de tu espacio.
      Se estrechan lazos, lo virtual deja de ser frío y las personas las sentimos cerca, ella llegó en etapas difíciles en mi vida y me dio su luz y claro, duele mucho porque había y hay mucho.
      Un abrazo, preciosa, gracias por informarme

      Eliminar
  9. No estamos preparados para pérdidas personales y nunca lo estaremos. Sé a ciencia cierta que mientras los llevemos en el pensamiento nunca mueren. Se van quedándose en el corazón.
    Es un detalle muy bonito, Ame. Está orgullosa de ti, me consta.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo, Auroratris, el recuerdo permanece y aunque ahora duele, sé que ella seguirá en mi corazón
      Besos, hermosa

      Eliminar
  10. Una bonita historia que siempre estará contigo, ella transmitía en sus letras todo eso y mas, una calma y una paz que tocaba corazones.

    Y es que cuando la lees a parte de sentir una poesía maravillosa te das cuenta que hay una expresión descomunal con una sabiduría que atrae, para terminar en las redes de su ternura que se te abren como un cielo de luz y bondad tan grande como el que estoy seguro que hoy la acoge y en el que impregnara todas sus virtudes.

    Y es que la conocí tan poquito, pero me aporto tanto...

    Es muy especial lo que dedicas en tus letras y la tristeza que nos invade al no poder volver a sentir su poseía es grande, muy grande y como tú dices siempre estará en nuestros corazones.

    Gracias por el enlace al poemario.
    Un gran y sentido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que agregar, Agapxis, gracias a ti
      Mi beso

      Eliminar
  11. No la conocía.
    He visto que todo el mundo la homenajea.
    Será porque debía ser una gran persona.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Toro, alguien muy especial
      Besos

      Eliminar
  12. Este es el próximo jueves de relatos.
    http://charocort.blogspot.com.ar/2016/07/convocatoria-para-el-dia-4-8-2016un-dia.html#comment-form

    Un especial abrazo.

    ResponderEliminar
  13. la muerte eso es envejecer la vemos de mas cerca
    bella tu increible entrada

    ResponderEliminar
  14. la muerte eso es envejecer la vemos de mas cerca
    bella tu increible entrada

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.