15.11.15

A veces

                     A veces, es inútil esconderse entre las sombras
                     las que yacen persistentes en el lecho
                     guarecerse debajo de las sábanas
                     y, por encima de la almohada.

                     A veces, llorar es primordial
                     pero el llanto no llega
                     por la sequía del pecho
                     por el miedo que lacera el sueño.

                     A veces, duele tanto que
                     no se olvida el dolor interno
                     ni la amargura que viaja veloz
                     de la conciencia que se vuelve despiadada.

                     A veces, la mirada perdida en la nada
                     encuentra la lágrima
                     cautiva de su propio infierno
                     la súplica ignorada
                     y esa sangre contenida a la vez que derramada.

                     ¿ Cómo se olvida que el alma está hecha pedazos?
                     y en cada pedazo, hay cicatrices eternas.

                     Me colonizan, bestias hambrientas
                     consumiendo el corazón a mordidas
                     y un cuerpo moribundo porque ha perdido su magia.

¿Y cuál era la finalidad ... ? 
¡ Matar el último residuo de humanidad que habitaba en mí !.

5.11.15

Abismo

                     Una súplica ... un deseo
                     ... sólo un deseo más.

                     Un deseo que se repite constantemente
                     ... cada noche ... cada instante.

                     Entre las sombras ... llega ... me abraza
                     me hace sentir ... me hace suya.

                     Me vuelve arcilla entre tus dedos
                     ansiosa de tus formas ... de tus maneras.

                     Y mientras ... siento debajo mío ... a los costados
                     el desierto que habita mi lecho ... habitación sombría.

                     Vientre que calla y se estruja ... en penumbra
                     abismo entre mis muslos ... sediento de humedad.

                     ¿ Y mi mente ... ?
                     Mi mente se mantiene unida a tu esencia.

... SIN DISTANCIA.
SUEÑOS QUE ATAN
mucho más ...... de lo que pudieran separarnos.

Jueves de Relatos
Tema: Enamorados
Anfitrión: Alfredo Cot