26.6.15

Imaginas

Si te pidiera... alguna vez
en una lágrima derramada
caligrafiarme un verbo
con la tinta de tu alma
¡ Renacería ... !

24.6.15

De confesiones


Duele el desamparo en el que me dejas
cuando duermes ... tu mirada

17.6.15

Soñándote

Adoro el cielo, mucho más ... adoro los demonios que te habitan
tu mente perversa me pierde.

Adoro la tenue luz de la lámpara iluminando las paredes de mi cuarto
las sombras de mi noche encendidas por el cigarro que imagino entre mis labios
y al fondo ... adoro la magia que me llega desde el viejo bar que está al final de la calle.

Santana ... a esa hora nocturna siempre me seduce
su música desgarra lentamente mis sentidos.

Adoro abrir las cortinas y la ventana
y sentarme frente al balcón, con las piernas acurrucadas en la silla
sintiendo el frío acariciando mi rostro
y la mirada perdida en el espacio
observando los luceros ... mientras se me escurre tu nombre entre los labios
y resbala con destreza hasta mi pecho.

Adoro tu recuerdo, porque cuando no estás conmigo, te sigo sintiendo
sólo dejo que poco a poco se consuma el cigarro imaginario
cierro los ojos mientras la música se duerme.
Un gemido ahoga mi garganta ... shuss ... silencio
mi luz se apaga ... tan sólo para tenerte.

11.6.15

De sueños

                    Te quiero así...
                    habitante permanente de mis besos
                    poseedor de mis caricias
                    y del arrullo silencioso de mis sueños.

                    Te quiero así...
                    provocador de este mar embravecido
                    el que escurre sigiloso
                    por la cara oculta de tus muslos.

                    Te quiero así...
                    bautizado por la blanca espuma de mis aguas
                    cuando llegas hasta el fondo
                    allí, donde el alma esconde su sonrojo.

                    Te quiero así...
                    con un aire impredecible en tu mirada
                    mientras danzas con tu lengua
                    en el infinito de mi boca, 
                    y al unísono ... tu espasmo me regalas.

Te quiero así...
habitante eterno de mis párpados cerrados.