26.1.15

Noche eterna

               Duerme la prosa
               la metáfora se acurruca en la almohada
               entre sombras, las sábanas se van hilando de versos
               y el cálido lecho guarda en sus cimientos los verbos
           

                                    La poesía descansa....

                    y entre sueños, un Te Amo, le susurro al tiempo

20.1.15

Hoy eres conmigo


                                        Hoy eres conmigo
                                        me llega tu impaciencia
                                        y sonrío complacida.

                                        Siento el desequilibrio de mis muslos
                                        el sudor tangible de mis poros
                                        y esos verbos que se escurren de tus dedos
                                        cayendo en el arco de la espalda.

                                        Lames
                                        muerdes
                                        besas
                                        los pétalos sagrados
                                        que se ofrendan a tus labios.
                             
                                        Y me dono....
                                        absolutamente erotizada.

11.1.15

Aprendí

Contigo aprendí... que no existe un mañana
tan sólo el instante exclusivo en que clavas tu mirada en el fondo de mi alma

6.1.15

Hágase tu voluntad


                                                   Señor
                                                Hágase en mí la voluntad de tu palabra
                                                que tu deseo sea la llave que abre mi alma
                                                y tu voz la guía que me hace falta.

                                                   Señor
                                                que tu mirada sea la luz de mi destino
                                                ... y tu aliento el alimento de mi espíritu

                                                   Señor
                                                Déjame acurrucarme dentro de ti
                                                y desde el interior de tu pecho
                                                cada noche renacer ...  Amándote.

5.1.15

En tus sueños


El historietista acarició mi pecho con la misma delicadeza que se acarician los pétalos del rosal mojados por el rocío de la mañana.
Al mismo tiempo sonreía con picardía, mientras mis labios mordía.

Yo no podía resistir por más tiempo
cuando dejaba que sus manos corrieran libres los surcos de mi espalda
.... mi cuello se le ofrecía dócil, mientras mis muslos cálidos con sus propios muslos tropezaban.

Él era placer inmenso de mis entrañas, alma excelsa que a mi alma aprisionaba.
El fuego que desprendían sus ojos, provocaban en mí terribles reacciones de ser follarla.
Mujer enigmática para el mundo, hembra felina y explosiva en su lecho, con infinitas ganas de ser amada.

Enlazados mis brazos a su cuello, hacia sus aposentos Él me guiaba, con mis caderas pequeñas y mi cintura bien formada.
Yo nada podía hacer, sólo dejarme llevar por ese dios al que veneraba, como un exquisito ser, que a mi ser encantaba.

Cruzamos el umbral del edén y encallamos en ese amplio lecho que caliente nos esperaba.
El Historietista se dio la vuelta hacía mí y con gran ternura sus ágiles dedos en mi entrepierna se internaban, observaba el brillo de sus ojos que totalmente me deslumbraba.

Su mirada dulce hacía que mi cuerpo en su presencia convulsionara, Mis pechos firmes y pequeños creaban una revolución que en su falo se reflejaba, dejándolo totalmente firme, dispuesto para satisfacer mis inagotables ganas.

Con la inocencia en mi rostro y la fiereza que una mujer felina lleva en sus entrañas le provocaba y, con sólo una mirada resurgían sus ganas de someterme, dándome placer y en su cama desnudar mi alma.

"Sólo soy un sueño, que en su sueño retozo libre de tabúes que nos señalan".

El Historietista cerró los ojos y aspiró el letargo de la brisa que caliente lo penetraba, soltó el lápiz mientras en un sopor profundo se internaba... y allí yo, su mujer felina ya lo esperaba.





El historietista y Duality [la mujer felina]
son personajes creados por El Demiurgo de Hurlingham
y autorizados por él para continuar parte de su historia en este espacio