2.9.15

La mujer de negro

Recuerdo las leyendas que el abuelo en mi infancia me contaba. 
Sabía que muchas, si no es que todas eran fantasía producto de su inmensa imaginación, aún así, siempre me sentaba a su lado derecho y lo escuchaba con atención. 

Él decía que, las leyendas van pasando de generación en generación y está en nosotros que no se pierdan, decía … si algún día tienes hijos, improvisa una fogata en el patio de tu casa y cuéntales lo que de mi voz escuches. 


Me contaba … 

Cuando la ciudad duerme, entre la penumbra, amparada por la oscuridad de las noches cerradas y por las calles más transitadas y antiguas de la ciudad, aparece la figura esbelta de una mujer que viste de negro. Ella camina lento, a veces parece que vuela. 

Cuando escucha un auto se detiene y voltea a su encuentro, las personas que lo conducen, [siempre hombres] deseando protegerla le piden que aborde el coche, ella lo hace y deja asombrados a los conductores por sus movimientos lentos, armónicos. 

Al preguntarle hacía dónde se dirige para llevarla, ella responde “El Cementerio Municipal”, en aquellos tiempos estaban en despoblado, ahora con la ciudad creciendo han quedado rodeados de casas. 

Al llegar a las puertas del Cementerio, los conductores detienen el auto y le preguntan nuevamente hacía qué punto dirigirse, la mujer de negro les dice, aquí vivo y, ante la mirada atónita, ella se desvanece, dejando a las personas desconcertadas. 

Se dice que es una mujer joven que, ante la negativa de sus padres para salir una noche, ella escapó por la ventana de su habitación, estando en la fiesta de sus amigos sintió remordimiento y se volvió para su casa, temerosa por la reprimenda de sus padres tomó como atajo, el cementerio municipal, encontrando la muerte violenta en manos de un grupo de muchachos alcoholizados.

Jueves de Relatos
Tema: Mitos y Leyendas
Anfitriona: Perla Gris
Punto de encuentro: Et lux in tenebris lucet...

55 comentarios:

  1. Casi es una crónica periodística, a la que le podemos ir cambiando la fecha. Una leyenda demasiado real.. Abrazos

    ResponderEliminar

  2. Me has trasladado a mis punzados recuerdos, los que de niño azuzaban mis oídos y mi mente se trasformaba, acariciando de sueños que como una mina de oro sus recuerdos se destapan con los relatos que un día pude sentir en mi cuerpo.
    En un lugar de la sierra en las faldas de los montes de Algeciras…, ahí una fuente: la fuente la Negra. Su historia o leyenda mis oídos se recreaban escuchando sus cantos de vidas pasadas.
    Fue una escuela muy grande y profunda sus gargantas donde nos ganaron con sus sonrisas, aquellas gentes que soñaban y nos dejaron legados que hoy…, tú me recuerdas…
    No hay barreras que puedan contener la sabiduría POPULAR que fue y será la verdadera escuela del PUEBLO, que jamás podrán contener los que nos quitan la LIBERTAD.

    Un abrazo

    Caudal de aceite destella su cuerpo.
    El fuego eterno le hace estremecer.
    Él se consume despierto, fiero.
    Carbón de roble volverá a encender.
    Molina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sabiduría popular es grande y quizás eterna, porque en ella intervenimos todos en algún momento.

      Es preciosa tu poesía, mil gracias, Antonio, es todo un placer tu visita
      Un abrazo

      Eliminar
  3. fabuloso texto...muito sedutor
    Gostei

    Bjocas doces... visita-me-http://anseiosedevaneiossexuais.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  4. Una leyenda con un sabor a amarga realidad...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sucede cuando limitan la libertad de los hijos por un deseo de protección excesivo
      Un beso, Alma

      Eliminar
  5. Como a P, a mi también me gustan mucho las leyendas y estás que son de miedo, de suspense me encantan. Me gusta mucho la forma en la que comienzas a contar, ese recuerdo y guiño al abuelo contando historias... lo he vivido y me ha traído recuerdos... y luego el relato, esa mujer que vaga noche tras noche, pues su alma vivirá intranquila para siempre... Quien encuentra la muerte de golpe, sin ser su momento dicen que quedan atrapados para siempre en este plano, que no son capaces de cruzar al otro lado, demasiadas cosas pendientes de hacer les quedan... me ha gustado muchísimo Ame.
    Un millón de gracias por participar en este día especial, por tu compañía siempre preciosa. Por tus apapachos y por tu cariño.
    Mil besines... y un achuchón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuelo era quizás un ser incomprendido, tal vez por esa imaginación tan amplia que tenía para relatar cuentos como si fueran parte de su pasado, era impresionante cómo de taxista pasaba a ser ministro o pescador, en fin, yo adoraba sentarme a su lado y escucharlo, si mentía o no, no importaba.
      También escuché alguna vez algo de lo que mencionas, Haydeé, supongo que algo de cierto lleva el que haya una muerte violenta y la energia que queda.

      Muchos besos y apapachos, cuídate

      Eliminar
  6. Por estos lares hay una historia parecida llamada "la mujer de la curva". ¿Por qué no pasan esas cosas en la realidad, pero en vez de dejarme desconcertado me deja concertado? Grrr

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo mencionan también en comentarios posteriores al tuyo, de una mujer de la cueva
      ¿Concertado?, interesante
      Un besito, Sbm

      Eliminar
  7. Siempre he tenido la sensación, de aprender más de la vida, hablando con una persona mayor, que varios años en el colegio.... La expriencia lo es todo, y necesaria para afrontar el día el día.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Pobre mujer, además de la prohibición de ir a bailar, fue asesinada.
    Y parece ser una bella aparición, esbelta con movimientos armonicos. No es menos asombroso el detalle que es tratada con amabilidad por quienes se ofrecen a llevarla.

    Es una historia que merece ser contada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Demiurgo, siempre preciso en tus comentarios, me gusta
      Un beso

      Eliminar
  9. Espelúznate y fatídico relato. Y siguen los padres (algunos no todos) en el mismo empeño en no dejar socializar a sus hijos. Los resultados son desastrosos, es mejor tener hijo vivo que bajo tierra y asustando a medio mundo. =) Me gustó mucho tu aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, muchas veces por tratar de hacer un bien, es todo lo contrario, cierto lo que dicen, a veces el cariño en demasia, daña o anula
      Un beso, Yessy

      Eliminar
  10. Me encantó. Tiene ese tono de lo macabro de Poe. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  11. Bonita leyenda que nos dejas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Adorei o texto. Luxuria e sedução.
    .
    Deixo cumprimentos.

    ResponderEliminar
  13. Me has recordado a una de las leyendas de mi pueblo... La única diferencia es que a la chica de la leyenda que conozco, algunos dicen que fue su propio marido quien la asesinó a cuchilladas una tarde lluviosa. Ella huyó de su casa toda malherida pero llegó hasta una esquina, él la alcanzó y terminó por matarla... Desde entonces, en dicha esquina, se dice que ella se aparece en las noches de lluvia....

    Que escalofriante tu historia, Ame... Y preciosa la foto que la acompaña... :)

    Besicos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como también la que has relatado, terrible
      Un beso, Ivel

      Eliminar
  14. Se me ha erizado la piel, Ame. Es una leyenda inquietante pero muy bien narrada. En mi tierra existe la leyenda de la chica de la curva, muy parecida a esta. Te felicito por la sensación que has creado.

    Mil besitos, preciosa y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Auroratris, algo leí de la chica de la cueva
      Muchos besos, excelente tu fin de semana

      Eliminar
  15. Más que escalofríos lo siento por esa joven y esbelta mujer que debe seguir sufriendo después de su muerte. Al menos son amables con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lamentable que cosas así sucedan
      Más besos, Demiurgo

      Eliminar
  16. Había oído esa leyenda. Menos mal que soy mujer y no me la encontraré.
    Muy bien relatado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente, Carmen
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Desgraciadamente es real esta leyenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo triste, ¿cierto?
      Besos, Tracy

      Eliminar
  18. Son muchas las leyendas que, al igual que la de tu narración, tienen su origen en muertes violentas. Dichas leyendas perpetúan con las apariciones de las víctimas unos hechos dramáticos ocurridos en el pasado, evitando que se olviden.
    Muy bien narrada tu historia, Ame.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe, una muerte violenta es, aparte de mucho más dolorosa, un hecho que difícilmente olvidamos.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Estas leyendas urbanas siempre sobrecogen al escucharlas, nunca se sabe que puede haber de verdad en ellas. Una buena historia para contar a la lumbre de una chimenea en una noche de invierno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, José
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Una leyenda para disfrutarla escuchar, contada despacio, mejor junto al fuego. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estremecedora, Juan Carlos
      Un beso

      Eliminar
  21. Es de esas leyendas que cuando nos las explicaban de pequeños nos ponian los pelos de punta. Ahora cuando lo piensas bien aun te horrorizas mas en cuanto es mas realidad que leyenda. Muy bien narrada, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando sabes que es posible suceda y sea con frecuencia, es cuando quizás te horrorizas más
      Un abrazo, MOLI

      Eliminar
  22. Buenos días, Ame.
    Estoy alucinando con la música. Pocas veces me sorprenden. ¡Me encanta!
    Ahora voy a leer tu participación en la convocatoria juevera. Después te comento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me sucede, Ibso
      Un beso

      Eliminar
  23. Aquí de nuevo.
    Me ha gustado mucho esa forma tan fluida de contar la leyenda de "La mujer de negro", y ese preámbulo con el abuelo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Todos los píises tienen una historia parecida a ésta las cuales casi siempre se han originado para evitar que los jóvenes salgan de casa o para frenar los impulsos "infieles" de hombres que levantan a chicas por la noche..cualquiera que sea su motivo, en las épocas pasadas eran efectivas, no así en la actualidad donde los chicos no temen a nada y mas bien, las figuras fantasmales son consideradas como ídolos...A mi me sigue fascinando contar historias tenebrosas en noches de fogata o cuando se va la electricidad...besosss..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Mirella, lo que antes te causaba temor ahora no sucede así, también me gustan las noches de fogata y las historias de temor
      Un beso

      Eliminar
  25. Me ha encantado... Imagino la escena y me muero de terror...

    Tuvo que ser horrible su muerte...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que si, como toda muerte violenta
      Un beso, Carmen

      Eliminar
  26. Magnífica leyenda y magníficamente contada. La he visto.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Me ha gustado la contradicción entre la tranquilidad que suele haber en los cementerios con las apariciones y el bullicio de la ciudad...por si acaso no cogeré a nadie vestido de negro...
    Muy visual tu leyenda...
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Me ha gustado la contradicción entre la tranquilidad que suele haber en los cementerios con las apariciones y el bullicio de la ciudad...por si acaso no cogeré a nadie vestido de negro...
    Muy visual tu leyenda...
    Besos

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.