30.7.14

A puerta cerrada


La noche era más fría que de costumbre, mucho más.
Había en el ambiente una densidad aterradora, me encontraba distraída con la preparación de la cena. Recuerdo sentir un escalofrío que recorrió por completo mi espalda.
... Me di vuelta de inmediato. Y el pánico se apoderó de mis sentidos.

Tropecé de frente con esa mirada de absoluto desprecio que, sin mediar palabra, me detuvo en seco clavando en mi vientre la punzante sinrazón. 

No comprendí en ese momento el porqué de esa sensación paralizante, hasta el instante en que vi la furia reflejada en tus ojos encolerizados.
Entonces mis rodillas flaquearon, mis piernas dejaron de sostenerme... y me vi derrotada ante tu intrínseca maldad.

Todo mi ser se cimbró bajo tus pies, con cada embestida mi mente aún más se desorientaba, sentí en carne viva la diferencia infinita que existe, entre la fuerza que ejerce un hombre desalmado y furioso, ante la fragilidad de quien en vida fue un ser bondadoso.

Hoy yace mi cuerpo tirado como un trapo viejo en un suelo sucio, manchado de gotas espesas de lo que en un tiempo circulaba con insistencia por mis venas. 

Y te observo, desde lo alto de mi nueva morada, arrodillado y destrozado.
Con mi cuerpo abrazado a tu pecho y gruesas lágrimas inundando tu rostro. Ahora tu voz se ha vuelto ronca y sin fuerza. 

Pides un perdón que ya no puedo otorgarte. Rompiste la cadena que a tu lado me tenía sujeta. Prometiste amarme, también prometiste cuidarme... Pero tristemente todo lo olvidaste.

Ahora a mi alma ha vuelto la calma. El miedo se aleja, al igual que yo... que me diluyo lentamente en el viento, me fusiono  a él serena y como él, hoy me siento plena y libre de tu yugo. En paz con mi nuevo destino, ya no lucho, ya no lloro, arrancaste de raíz el dolor que por años sembraste en mi corazón. 

No hay odio ni rencor, pero sé que tu alma estará siempre lacerada por lo cruel de sentir unos celos absurdos. Y hasta el final de tus días en esa sucia prisión, suplicarás por un pasado que en mí, poco a poco se volverá olvido.





Esta semana participo en Jueves de Relatos
El tema es: "Él o Ella y sus circunstancias, defectos o virtudes"
Yo abordo la tan agotada y no solucionada situación 
que se vive en quizás todo el mundo
"LA VIOLENCIA DE GÉNERO".
Espero que algún día esto quede sólo como un mal recuerdo 
de mentes que en su tiempo fueron estrechas
[Los peores defectos que existen es
la falta de humanidad, de respeto, de tolerancia, la soberbia y la violencia]

Lugar de reunión

44 comentarios:

  1. Tu relato conmueve, remueve y alerta. No debemos dejarlo pasar...
    Se olvido lo dicho, pero como nos trataron... eso jamás!

    un fuerte abrazo juevero y bienvenida al club

    ResponderEliminar
  2. Sin dudas, son grandes defectos. Defectos que dañan también a quien los ejerce, no sólo a quien los sufre. Porque los aleja de las mejores emociones.
    Muy claro tu planteo, Ame.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda, son los peores defectos.
    Al menos, la mujer del relato se ha librado de eso. Y comenzará algo nuevo, con esperanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una liberación que no es muy aceptable, la muerte no debería ser la liberación.

      Eliminar
    2. Entonces lo entendí mal. A veces no entiendo los relatos.
      Lo que está claro que el culpable se merece esa carga.

      Eliminar
  4. OPTASTE POR LA MEJOR DECISIÓN. EXCELENTE MENSAJE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ReltiH, es un tema que da para mucho.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Pensar que sucede, que así es y que no cesa. Un relato duro como la vida de las mujeres que padecen los malos tratos. Ojalá esto se acabe pero tengo dudas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que termine, Ester, que todo quede en un mal recuerdo.
      Un beso.

      Eliminar
  6. ¡Qué pena tener que tratar estos temas, Ame! ¡Qué pena que haya que hablar de ellos en presente! ¡Qué pena sentir que seguirán morando el futuro!

    Tras la ruina de la violencia (violencia de género o cualquier tipo de violencia) siempre está la ruina del alma del fuerte que ejerce su poder maltratando a un ser más débil.

    Esperemos que el ser humano aprenda a ser eso precisamente: humano. Esperemos.

    Besos y apapachos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberíamos comportarnos como bien dices, como humanos.
      Besos y apapachos, Emilio, gracias.

      Eliminar
  7. Bom dia Ame
    Um texto maravilhoso! Adorei.

    Beijo

    http://coisasdeumavida172.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  8. La pregunta es ¿quién no se ha equivocado en esta vdia...? Y partiendo de que todos somos humanos y podemos equivocarnos todos los días, ¿hasta dónde puede alcanzar ese perdón...?
    Supongo que las circunstancias personales, de pareja, convivencia, etc. pueden ser el condicionante y el listón para ello. Difícil encrucijada y difícil salida. Tomar una decisión no es fácil y estoy seguro de que en muchas ocasiones actuamos más por instinto de supervivencia que con la "razón" del corazón.
    Un abrazo y feliz jueves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va de equivocaciones a equivocaciones, Rafael, pero la violencia en ningún caso se justifica, es un hecho que la persona que se siente inferior tratará de minimizar a alguien.
      Creo que la mejor decisión es denunciar y alejarse, jamás permitir un abuso de este tipo, es igual de culpable quien ejerce la violencia de aquel que lo sabe y calla.

      Eliminar
  9. Espléndido relato,m donde unas acciones provocan unos sentimientos. importa lo que uno siente y hace ¿Pero como hacer comprender lo que provoca y hace sentir en el otr@?
    Que bien has expresado lo que queda y no se tiene en cuenta.
    ¡Felicidades por tu ingenio! ¡Sabes ir más allá de las lágrimas!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre y ante todo el respeto, André.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Una triste realidad que no debemos olvidar. Como bien dices y desgracia, esto sucede en todas partes del mundo.
    Una entrada para reflexionar….
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Oriana, lamentablemente.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Durísimo tema.
    Impresionante tu relato Ame, más bien estremecedor. Es indignante que de cada tres mujeres en el mundo, por lo menos una ha recibido maltrato. En algunos países la mujer sencillamente no tiene voz ni voto, son obligadas a callar y a aguantar todo.
    No hay más que ver, que en España, cada semana una mujer es asesinada por su novio o marido, al fin, solo unos seres descerebrados. Y todavía existe la creencia de que “eso es así porque ha sido toda la vida”, y lo triste es, que existe un grave problema de educación social.
    Ojalá que de verdad, un día quede como un mal recuerdo

    Besos Ame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Falta de educación o una educación mal entendida.
      Esperemos que termine.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Un relato desgarrador; pero real como la vida, los celos obsesivos que dan lugar a esa clase de monstruos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Contundente, llega como un zarpazo. Felicidades por saber transmitirlo así. Un placer pasar a leerte.

    ResponderEliminar

  14. Es un relato muy conmovedor. La violencia contra la mujer es un problema histórico. Pasa que antes se veía como un ámbito privado. La clave importante para la mujer es cambiar de mentalidad a través de la educación.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También para los hombres y que sean más duras las leyes ante estos hechos lamentables.
      Un beso

      Eliminar
  15. Es un gran y tristísimo relato,que lamentablemente corresponde a una realidad demasiado frecuente..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Luna Roja.
      Un beso, linda.

      Eliminar
  16. UN RELATO TRISTEMENTE MUY REAL, QUE SE REPITE MUCHAS VECES.
    DESGRACIADAMENTE MUCHAS DE ESAS MUJERES SE LIBERAN AL SER ASESINADAS.... :(

    UN BESAZO AME!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no debería ser así, ¿cierto?.
      Un beso, Lord.

      Eliminar
  17. Muy bueno tu escrito sobre la violencia de género...

    Me ha gustado mucho

    Es triste vivir algo así, entregar el amor a un ser desalmado.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  18. Bienvenida Ame a esta reunión juevera, ya te he leido en otras muchas ocasiones y me alegra tenerte aquí. Has tocado un tema duro y que no esta siendo facil erradicar, pero lo has hecho no desde el rencor, tiene mas un tono de perdón, aunque no ya el futuro para ella no exista.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente muchos de estos casos terminan con un desenlace fatal para la víctima.
      Un beso San y gracias.

      Eliminar
  19. En circunstancias como la del relato, ante semejante maldad, no tiene sentido intentar ponerse en el lugar del victimario. Tampoco será posible otorgar un perdón que lo redima.
    Bienvenida a nuestros encuentros jueveros.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto.
      Grcias Neogéminis, un beso.

      Eliminar
  20. Tremendo relato, fuerte y doliente.
    Nunca terminan bien las cosas cuando se tornan enfermizas, y aunque parezca un final liberador, no deja de ser injusto.
    Un placer leerte.
    Beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Sindel, es que todo sería sencillo con educación y respeto.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Tremendo y conmovedor relato, Besos

    ResponderEliminar
  22. Es un tema tan delicado, tan lleno de susceptibilidades, tan duro y tan arbitrariamente tomado por ciertas personas que duele todavía más, sobre todo porque hay mujeres que se han aprovechado de esa circunstancia tan reprobable por tod@s. He vivido esa situación muy cerca y cuando ves que alguien acusa a otra persona de algo así ya no cabe más indignación dentro de tu ser sabiendo, además, la de mujeres y niñas que sufren esta situación.
    Tu forma de exposición me ha llegado al alma.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
  23. Los celos maltratan tanto al que los siente y mucho más sobre quien recaen el contenido celotípico. Los celos son una enfermedad. Un beso

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.