14.6.14

Por siempre tuya


Te llamé, y lo hice porque fue imposible reprimir por más tiempo el grito que llevaba guardado en mi pecho, única y exclusivamente para ti.

Atendiste mi súplica, y me concertaste una cita. Húmeda y temblorosa, escuché atentamente tus indicaciones, las que me diste vía mensaje electrónico, también las que siguieron por correo de voz ... Me gusta tu voz, pausada y sensual.

Seleccionaste una discreta cabaña en las afueras de la ciudad, acepté nerviosa, estaba feliz de entregarme y nuevamente ser tuya.

Me preparé como me habías indicado : Lencería de encaje negro, diminuta y encima un vestido vaporoso, también en color negro, sandalias de tacón de aguja, cabello recogido en una coleta, maquillaje ligero y mirada profunda.
De accesorios : El antifaz veneciano y la gargantilla que me regalaste tras la primera cita.

Me puse cómoda en el asiento del auto, conduje a una velocidad moderada. Mientras manejaba, no pude evitar imaginarme a tu lado, te sentía dentro de mí, penetrando salvajemente mi pensamiento. Detuve el auto que en ese momento estaba lleno de tu presencia. Todo mi interior ardía y sucumbí a tu arrebato, tibias gotas escurrían desvergonzadas mojando mi entrepierna, me abrí al deseo de levitar en la violenta necesidad de fundirme en ti, y las manos comenzaron a recorrerme ... Mis piernas se dispusieron cual alas de mariposa, abiertas de par en par, dando lugar a que mis dedos se escondieran en la oscuridad de entre mis muslos, y entonces, un gemido largo se ahogó en mi garganta, prolongando el espasmo de mi sexo cuando te imaginé reptar sobre mi pecho apoderándote de mi voluntad y volviéndome indefensa a tus caprichos.


"Excitada y temblorosa, con mis límites quebrantados, empapada la ropa interior, la deslizaste ligera piernas abajo, retomando nuevamente mis gemidos : Ahora hacia mi vientre, estocadas de deseo se incrustaron incesantes, tu aliento cálido perturbó mis entrañas, una vez más el deseo me hizo presa de tus garras, el descontrol de mi cuerpo anunció su estallido, asida a tu espalda, me dejé ir, eclosionando en el vaivén de tu cintura".

Desfallecida y aún convulsionando, retomé presurosa al destino de tu encuentro. La vibración de mi cuerpo me acompañó los eternos minutos que siguieron hasta la cabaña. 


Y por fin llegué ...
El temblor que aún sufrían mis manos y la agitación de mi pecho, me hacía imposible introducir la llave que dejaste para mí bajo el felpudo, era incapaz de atinar a la cerradura.
Pero allí estabas tú para echarme una mano, desde el interior me abriste, y al verme plantada ante ti, sonreíste maliciosamente.
Mi rostro delataba con un gesto de cómplice enamorada, lo que momentos antes había vivido, la magia de tus ojos relajó mi nerviosismo, me envolviste entre tus brazos, tus dedos jugueteaban con la gargantilla que adornaba mi cuello, y en un instante tus manos bajaban por mi espalda, se introducían por debajo del vestido, jugueteando traviesas con el encaje de mi prenda interior.

Sentí tu respiración. Me sentir vivir ...
¿Y qué decir de tu mirada?, puede llevarme a la locura del abismo, en un pestañear, y dejarme caer o penetrar intensamente la voracidad de mis ansiedades.
Escuché tu voz, y de inmediato mi cuerpo reaccionó presto a tu premura. Esta vez, tu palpitante presencia estaba allí para mostrarme que, a pesar del tiempo transcurrido, los sentimientos son cadenas que a nuestras almas liberan.


Tu ardor, tu tacto, tus manos, el roce de tus labios, tu saliva, todo se conjuga en la excitación que me doblega. La misma que me embriaga, al sentir tu aliento en mi cuello. Y me doy cuenta que no tengo voluntad cuando te tengo cerca. Que soy una extensión de tu deseo, de tu bravura.

Encima del lecho me volviste hacía ti sujetando con firmeza mi trasero, mis piernas se separaron por sí solas, formando un candado en tus caderas, se elevaron involuntariamente al sentir en mi hendidura tu firme erección presionando intensamente. Los pliegues de mi sexo se inundaron con la calidez de tu esencia que me ahogo por dentro, el estremecimiento de mi cuerpo me hizo presa mientras tu cuerpo convulsionó instantes antes de derrumbarte sobre mí.

Agotados y extasiados, nos quedamos dormidos, en un sueño profundo y placentero.
Y al despertar, sólo tu aroma permanece adherido a mi piel, es un recuerdo constante que me marca como tuya.
... Me volví hacia tu lado, y en tu lugar, encontré una nota que me esperaba sobre la almohada :

                  "Estás en mí
                  como cálida melodía que acompaña mis latidos
                  volveré, tú lo sabes
                  porque eres y serás siempre mía".

57 comentarios:

  1. Bom dia Ame

    Jasus, minha nossa Senhora!! Amei.

    Imagens muito sugestivas. :-)

    Votos de um excelente Fim de semana.

    Beijo
    http://coisasdeumavida172.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cidália
      un beso, preciosa.

      Eliminar
  2. No he necesitado ver ni una imagen para sentir la intensidad de estas palabras...
    Lo define todo la frase entrecomillada... No somos de nadie, pero sabemos a quién pertenecemos... Suena contradictorio pero ya nos entendemos.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es así Puramente Infiel, volamos libres y en una mirada nos encontramos
      Besos linda

      Eliminar
  3. Ainsss Ame tus letras hoy acarician la piel de una forma tan sutil como intensa... Saberse de él ya es motivo suficiente para que el cuerpo, la mente e incluso el alma reaccionen ante la posibilidad de verlo... Tu relato es muy intenso, nos llevas en volandas a ese lugar, ha sido como veros... Las voluntades se vuelven del otro cuando de amor y entrega se trata...

    Muchos besinos mi niña y un achuchón enorme guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con esta parte de tu sentir que lo define todo
      "Las voluntades se vuelven del otro cuando de amor y entrega se trata... "
      Un beso Haydeé

      Eliminar
  4. Bonito relato que se sigue intensamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ufff nena.Impresionante. Fui ella en un minuto...
    gracias por compartir tan sensual relato.besitos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada te involucraras de esa forma Isaboa, el sentir con la lectura que eres esencia de su esencia es placentero.
      Un beso y maravilloso fin de semana.

      Eliminar
  6. Un relato intenso, envuelto en las llamas del deseo.
    Apapachos.
    ¡Feliz finde !! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi niña hermosa, gracias corazón
      Apapachos, te cuidas.
      Que tu fin de semana sea tranquilo y lleno de magia

      Eliminar
  7. Guauuuuuuu!! Impresionante Ame, pura sensualidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la parte en la que sucumbe a su deseo, la espera de lo que llega, ese preludio que se desliza caliente por nuestra piel, y nos lleva, y nos dejamos...

    Maravilloso y exquisito, sintiendo y latiendo cada letra...

    Bsos y cariños, feliz finde! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sintiendo y latiendo cada letra", precioso Ginebra
      Besos linda, bello fin de semana

      Eliminar
  9. Ya no necesito el cortauñas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya!, lo siento, no te he comprendido
      Un beso Ursus

      Eliminar
    2. No me expliqué. Economicé.
      Leyendo el texto me mordisqueé las uñas, de pura inquietud.

      Eliminar
    3. Ya comprendo, gracias por regresar a ampliar Ursus
      [cuidado con las uñas] :)
      Un beso.

      Eliminar
  10. Algunas decisiones resultan en el renacimiento de algo....en este caso reprimido en tu corazón. No a la estática! Puede revivirse la vida a cada momento.Hay que actuar! jaja Besotesssss.
    http://migraninversionamway.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, la vida se compone de momentos
      Un beso Idolidia

      Eliminar
  11. Es muy hermoso tu amor y tu entrega...

    Escribes precioso.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Princesa
      Besos linda

      Eliminar
    2. Y quiero añadir que las imágenes son también impresionantes!!

      Muchos besos, bonita.

      Eliminar
    3. Gracias preciosa
      Besos

      Eliminar
  12. uff..qué calor! ;) me ha encantado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho calor, ya lo creo
      Besos niña :)

      Eliminar
  13. SIEMPRE ESCRIBES IMPREGNANDO TUS LETRAS CON UNA GRAN FUERZA, CON ESOS SENTIMIENTOS TUYOS,,, :)
    UN BESAZO AME!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lord, me encanta me acompañes en el camino
      Besos

      Eliminar
  14. Tu prosa es tan intensa y sensual como tu poesía.
    Y elocuente, casi que lo llegué a visalizar en algun momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que en algún momento logremos que lo visualices Demiurgo
      Besos y gracias

      Eliminar
  15. Según leía este hermoso relato el corazón se me estaba dislocando solo de pensar que ese no era yo el agraciado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierra los ojos e imagina ese momento con esa persona especial José
      Besos

      Eliminar
  16. uff imponente! lo sitúo con el calor húmedo del barrio francés de Nueva Orleans.
    Un beso Ame ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gumer, siempre un placer
      Besos

      Eliminar
  17. QUÉ CALORRRRRRRRRRRRRRR.
    BESOS

    ResponderEliminar
  18. Intimidad profunda...
    Exquisitez en palabras.
    Besos cara Ame.

    ResponderEliminar
  19. La história es como siempre muy sensual y rica... y la última foto me hace tremer....
    Todo muy lindo acá...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer tu visita, gracias
      Un beso

      Eliminar
  20. ¡Qué maestria la tuya, mi querida Ame! Estos relatos tuyos son un verdadero regalo. Gracias por comprartilo!

    Besos y apapachos a miles!!! Y mi cariño sincero...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por siempre estar cerca Emilio
      Besos y apapachos a puñados, también tienes mi cariño sincero, te cuidas.

      Eliminar
    2. Excitante!!! Si el deseo es pecado, ¡qué dulce pecar! ¡Qué fácil olvidarse y dejarse llevar sin el estorbo de prudencias, decoros y apariencias! :)

      ¡Se acaba la primerava!

      Nuevos besos y apapachos, mi querida Ame!!!

      Eliminar
  21. Sucede que alguien se entrega tanto que termina siendo parte del otro/a.
    Descrito de forma tan sensual a uno le entran ganas de ser esclavo.
    Besos Ame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que generalmente uno se entrega má que el otro, un placer Karras
      Besos

      Eliminar
  22. A ti hay que leerte en invierno eh...
    En verano es contraproducente.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu grata presencia sólo en una de las estaciones del año Toro?, sería un tormento :)
      Besos

      Eliminar
  23. uf que intesidad, que erotismo en tus letras, en esos cuerpos, cuantas sensaciones... impresionante, simplemente, impresionante!!!!

    un beso .-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu bello sentir Itzalak
      Besos

      Eliminar
  24. Me hiciste vivir con cada palabra ese momento dulce y salvaje!
    y el final inesperado, pero con esa nota tan dulce!

    cálidos besos!

    ResponderEliminar
  25. Uff... amor, sensualidad, pasión, deseo... precioso sin duda... y comienzas a leerlo y no puedes parar... un volcán de sensaciones, sin duda. besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  26. Un momento, instantes esperados y prendados.
    Dos cuerpos en uno,
    Una sola alma conjugada, entre sabanas puras y blancas.
    Sueños, tormentos, deseo, al final entre el alba, un recuerdo, añoranza, mi aroma, mi ello, todo tuyo.
    Te cuidas.
    Besos profundos, desde mi alma.

    ResponderEliminar
  27. Tus fotografias y tus escritos me hacen entrar en un sueño erótico,que por mi edad no me lo puedo permitir

    ResponderEliminar
  28. Guau gua tremedooooooo y pasional y de todoooo .
    Besos reina

    ResponderEliminar
  29. El texto, en esas posibilidades eróticas de una Anais Nin. LO relevante, es que tu texto, que es toda una vibración amoroso-erótica, templa la piel del deseo...y como el amante, uno sabe que tiene que volve a tu blog, porque la yesca del deseo, está aquí. UN beso. carlos

    ResponderEliminar

Enlaza mi mano para llegar a tu espacio.
Gracias por dejar tu huella.