29.11.13

Tu enigmática guerrera



Te observo con mirada sigilosa,
en mis pensamientos mis silencios son deseos
de hablarte... de intentar adentrarme en tus dominios,
como sensual guerrera de tus noches
en ardiente posesión de tu figura,
intento penetrar con mis caricias tu armadura,
me imagino cazadora de tus sueños y pasiones
asumiendo el riesgo de bajar a tu guarida
donde gobierna la fuerza viril de tu ternura
aferrándome al vaivén de conquistar las ráfagas de tus latidos
lo intento... no controlo el poder que ejerces en mi mente.
Aquí me tienes... con todo el impulso que una guerrera enigmática posee
capaz de desencadenar las más perversas tempestades
tan solo con agitar la furia de mi espada,
y ante ti me inclino... la fiera cazadora convertida en presa
sé que me esperas... me lo dice tu mirada
yo proclamo tu nombre en el punto más alto de mi existencia
reclamo tu cuerpo en la súplica febril de mi obediencia
tienes en tus manos el poder de liberar mi alma
y hacerme volar al amparo de tu cielo,
siempre tuya.

24.11.13

Amo de la lujuria


Cuando transites por mi cuerpo, 
trae no solo tu piel, también ven cargando tu esencia 

Como atrevida metáfora 
en la retórica letal de tu lengua 
húndete en la cavidad de mis sueños, 
en el temblor de mi boca de fuego, 
trépame lentamente 
quiero sentir como gobiernas mi cuerpo 
al abrirte paso entre mis muslos 
y ríndeme ante ti...
 indómito Amo de la lujuria, 
¡sabes que te deseo! 
y espero fundirme en la eternidad de tu secreto.

21.11.13

El destierro de la esencia


Soy el cuerpo frágil de una mujer que se extingue en el silencio
transito por oscuras cavernas laberínticas de sombras siniestras
derramando el dolor entumecido por los poros abiertos de la piel marchita
soy un ligero sentimiento que se escurre por los surcos que lleva mi alma, 
en el ardor etéreo de un cuerpo que supura gotas de nostalgia 
de mis ojos brota el último reflejo del pasado desterrado de mi esencia, 
al fondo de mi corazón los sueños van cayendo 
por las grietas que han abierto laberintos insalvables, 
ahora yace un ser deteriorado y casi marchito, 
es mi cuerpo... un horizonte de montañas vacías, 
¿cuánto tiempo más resistiré antes de morir? 
¿por cuánto tiempo buscarán en mí lo que ya no existe?


18.11.13

Concierto de tu alma


Quiero ser el preludio perfecto
que avanza sutil bajo un camino de estrellas
vistiendo el tul en la noche de tus sueños
entre sonidos de luz y gotas de misterio
intento esclavizarme a lo dulce de tu esencia 
en la majestuosidad de lo íntimo de tu universo
como nota suave de mi piel estremecida
que vibra y palpita sometida a tu mirada
bajo tu voz que guíe mi camino
ser ofrenda y ser deleite en su estado más salvaje 
ser tortura y ser placer enlazada en los bordes de tu espalda
secuestrar el enigma de tu alma
para ser pasión de tu obsesión
en el concierto de tu mente
ser principio y ser el fin
de ti... eternamente

12.11.13

Él y Ella


Él rozó con su lengua su piel,
         con la misma voracidad que se evapora una gota de agua en el desierto...
                                             Ella se entregó a Él, embriagada de su ternura...

Sonreía... sus manos acunaron su rostro mientras su cuerpo reptó hasta sus labios, lamió su lengua, se apoderó de su boca, introduciéndose a profundidad, devorándola toda.

A horcajadas cubrió con sus caderas sus muslos, sometido su cuerpo, lo hizo a su voluntad, recorrió con soltura su cuello, bajando por sus brazos hasta tomar sus manos, las llevó al quiebre de su cintura, lo hizo recorrerla por su vientre agitado, escalando con delicadeza su busto erecto.

Él la tomó con suave firmeza... incorporándose, empezó a beber de su piel... lentamente, por instantes se perdió en el hoyo de su ombligo, con sus dedos hizo círculos en sus lunas, rellenó las manos con sus pechos, espasmos en su cuerpo se dejaron sentir por las caricias recibidas, retrocedió ante su ingle, toda ella se abrió para recibirlo, de los dos brotaban llamas que se encontraban... se fundieron en su placer y su deseo.

                                   Él bordó las esquinas de su alma...
                                                           Ella le entregó su voluntad...

10.11.13

Buscándote

Deambulé mil vidas después de la vida que viví contigo,
no fue fácil seguir un camino solitario, 
buscando algo que no tenía sentido, 
sabía que al encontrarlo, la calma volvería a habitarme, 
toda una eternidad  buscándote, errando entre una esencia y otra, 
sintiendo que algo me faltaba, 
con la insatisfacción de saberme quizás equivocada, 
dejé que mis pasos siguieran solos su destino, 
desande caminos ya trazados, borrando huellas ya marcadas 
hasta dar contigo, sin importar el tiempo que tardara
fue difícil entre tantas almas, 
y al final te encontré... diferente a como te recordaba
sumergida en ti, me hice piel entre tu piel
penetré ilusionada el fondo de tus ojos
me envolviste en el calor de tu abrazo... como antes
ese instante me hice eterna entre tu cuerpo
lágrimas añejas cubrieron nuestros rostros
hoy más que nunca, caminando junto a ti
¡ Te pertenezco !.

7.11.13

Las sombras de mi noche

Muere en forma lenta la luz dando paso a las sombras de la noche, nubes cargadas de lluvia se dejan sentir en el tejado de la vieja casona cayendo en forma de cascada sobre el cristal del balcón.


Hay una mujer cálida y misteriosa, de andar silencioso y sonrisa ausente, desnuda su alma, entre aroma a grises nostalgias y mirada perdida.

Una sombra alada envuelve su noche, buscando acortar la distancia que la mantiene tan lejos de él, la envuelve en su regazo, con tibias manos que transitan lentas, se abrazan soberanas a sus muslos, que arden bajo el manto oscuro de un cielo profundo, gestándose en sus entrañas lento y duro, el recuerdo insomne de su mirada de fuego.

Sus dedos marcan el espacio en el interior de su cuerpo, expulsando al delirio su ser, en el clímax silencioso que se nutre de su recuerdo.

Hay una mujer que estalla al infinito, cuando mil sombras de recuerdos transgreden sus fronteras, transitan por sus venas pensamientos vertientes de nostalgia, que inundan el cielo, y la diluyen en la noche de sus sombras.


Pintura al oleo: Arthur Braginsky

3.11.13

Amor a fuego lento


Estoy adherida a esta cama desvencijada por nuestros encuentros
bajo estas cuatro paredes que nos protegen de miradas indiscretas
donde los límites de lo irracional no existen
me encuentro en el mismo reflejo de luces y sombras
el humo del silencio me sabe a ti
no hay límite para el desenfreno en el verbo que espera
soy el fuego que se consume lento en esta fortaleza que lleva tu nombre
con marca indeleble de amor, hechizo de fuego en mi piel
no me quejo, espero paciente a que llegues...
este es mi reino, ¡esta es mi ley!
te vuelves pasión cuando enciendo mi hoguera
y bailas mi ritmo cuando amoldo tus pasos al son de mi abrazo
con la lujuria de un animal que gime, penetra y devora
succionas con fuerza creyéndome presa
y hundes tus garras, te agitas y amarras 
soy la marca de amor que lleva tu alma
trazo infinito, vestigio de mi