17.9.19

Dinámica

1.- Libro o saga favorita
El Griego de Pierre Rey
Una biografía de Aristóteles Onassis, el momento que marcó su niñez y el desarrollo de su vida

La Fortuna por la espada de Martha Rofheart
Narra la vida de Enrique Lancaster, quien se convertiría en el Rey Enrique V de Inglaterra, vista desde tres diferentes etapas y por distintas personas.

2.- ¿Qué clase de género es el mejor para ti?
No hay un género específico

3.- Personaje principal que no fue del todo bueno
No hay alguno que me haya decepcionado

4.- El mejor villano de todos
Cardenal Richelieu de Los Tres Mosqueteros, de Alexandre Dumas

5.- Un libro que nunca superaste
Horacio Quiroga

6.- A qué personaje te gustaría tener de mejor amigo/a o novio/a
Quizás a Quiroga, también me iría de aventuras y taberna con Los tres mosqueteros 😎

7.- EL peor libro que hayas leído
La trilogía de 50 sobras, de una escritora poco inteligente que no se tomó el tiempo de investigar a fondo, es un tema que merece más  en todos los aspectos

8.- Clásico favorito
El Conde de Montecristo y Drácula de Bram Stoker

9.- La mejor saga o libro de vampiros, lobos o brujas.
Drácula de Bram Stoker

10.- ¿Con qué personaje te identificas?
Con nadie

11.- El peor género, ¿por qué?
Ninguno, existen libros para todos gustos y colores.

Esta dinámica viene del blog de Dem

6.9.19

Cuando de noche


Me gusta trasgredir prejuicios ... y sentir solo la colisión y el prurito que recorre la piel
cerrar los ojos y permitir que el deseo vibre en el pecho
abrazar el abismo de la sinrazón 
descender los sentidos hasta llegar allí ... donde las palabras perecen
dejar correr la mirada impúdica que desnuda más que las manos
recorrer con ímpetu tu sendero ... sin temor de caer al precipicio.
Me gusta sentir cómo se abren mis labios 
y envuelven con delicada violencia tu nimbo
degustar la miel con donaire y la sal con viveza.
Me gusta tu cuerpo desnudo, cuando de noche apareces 
y te colocas ahí ... donde te quedaste anclado.

21.8.19

Inasible


De noche, cuando todo está en calma, surgen los sueños que incitan a volar, imagino instantes que absorben cada parte de ti, se emancipan en mi ser volviéndome latido. 

Puedo detenerme, puedo escapar de tu prisión sin rejas, donde lo perfecto se hace tangible, donde tus brazos se vuelven nudos que liberan y me desbordan ... puedo hacerlo, pero no lo intento. 

Esta noche, he roto el tiempo en tu nombre, tus ojos vigías juegan a seguirme, me envuelven sigilosos, tus manos como reflejo de luna recorren mi superficie y sin embargo ... es suficiente para morir y renacer de nuevo ... en la impaciencia de tus dedos.


10.8.19

Así empezó todo

Y cuando creí que todo estaba perdido, que nunca saldría del abismo tan hondo en el que había caído, que la tristeza en el pecho sería permanente ... me dijo:


"Quiero pasar el resto de mi vida contigo"
¡ Así empezó todo !

Jueves de Relatos de la mano de Tere

3.7.19

El despertar de Angélica


Como si se extinguiera una parte importante de la Avenida Hidalgo, de su historia, el tiempo ha sido testigo de cómo poco a poco fue apagándose el fuego que encendía la sonrisa del recinto. La mejor sala de la ciudad, el mejor cine, las dos primeras semanas y solo allí los grandes éxitos de cartelera, butacas de terciopelo rojo, el piso de un mármol espectacular, cafetería con productos de primera, aquel boletaje de rollo tan antiguo que se quedó en el olvido y después … el abandono. 

Retomado unos años después … Uno de aquellos sábados en los que mi vestimenta (obligada) era de chaperona de mi hermana mayor, invité a su vez a mi amiga de aquellos tiempos. 

Sin itinerario 
¿ Vamos aquí ?... ¡ está lleno ! 
¿ Vamos allá ? … ¡ a reventar ¡. 

Al final cada quien por su lado, mi hermana y su novio a la cafetería de moda, mi amiga y yo seguimos el camino, un par de horas después, cansadas y aburridas decidimos entrar a la sala de cine. 

Película, “El despertar de Angélica” 

Me pareció extraño que, el costo de los boletos hubiese descendido, también que veía entrar como cubriéndose el rostro a hombres solitarios … no hice caso. 

Dentro, los hombres solitarios sentados estratégicamente y entre ellos un montón de lugares a escoger, atrás habían quedado las butacas numeradas, en el centro y hacia el fondo, el mejor lugar. La película ya iniciada, no era problema, solo estábamos cansadas. 

En la escena un hombre en la cama, una mujer que llega y se acuesta a su lado, besos por todas partes, poco a poco iban cayendo al suelo las prendas … mi rostro encendido, el de mi amiga también. 

- Ame, ¿ nos vamos ? 
- ¡ Sí, por supuesto ¡ 

El lunes en la escuela con el profesor de Contabilidad. 

- Señorita, no sabía que tenía esos gustos 
- ¿ De qué hablamos ? 
- ¡ La vi en el cine !, la acompañaba un hombre 
- ¡ No !, es mi amiga, (ella vestía pantalón en tiempos que las mujeres usaban solo vestidos y faldas), fuimos por un rato, solo a descansar. 

El profesor se puso serio mientra decía ... ¡ en serio, no vaya a ese cine !, menos con un hombre y mucho menos si es mayor. 

Aquello se había convertido en una sala de cine porno y yo … tan ingenua.

Sala 2001, Monterrey, Nuevo León
(fue derribado en el año 2000, hoy es un estacionamiento público)

Los relatos de esta semana los coordina Juan Carlos, en su blog; ¿ Y qué te cuento ?, el tema "Los cines de barrio", esas maravillosas historias y cómo han ido evolucionando y en algunos casos han desaparecido, es un lamento en la historia de cada uno de nosotros.

1.7.19

En medio de la noche


Voces 
en medio de la noche
llenándome el vacío.
Despierto
y los recuerdos del adiós
saben a hiel.
Y después de tanto
siento
que vuelves a mí
a pedazos.


25.6.19

Un instante


En el silencio de un atardecer confuso, existe ese punto preciso, cuando no es de día, tampoco es de noche, me doy cuenta que, hasta la naturaleza puede tener ese momento de inflexión, confuso y bellísimo, le robo un instante... melancólico ... perenne y siento.

Su voz me llega entre susurros de letras escritas  y recuerdos de madrugadas desnudas. Tiene unos labios alargados y una sonrisa que hechiza. 

Cuando lo observo sus ojos visten de negro ... se profundizan, es fácil dejarse ir en esas pozas oscuras que gritan poemas que arden en mi piel, porque sé que detrás de esa mirada, hay una aventura por descubrir en cielos e infiernos.

En su torso, su corazón bombea su propio placer que me ofrece desmedido y debilita mis rodillas.
Él sabe que al otro lado del mar lo espero ... latiendo en mi pecho su vida.


Semana coordinada por Dorotea en su blog, Lazos y raíces, con el tema: La mejor hora.

20.6.19

La noche y sus silencios

Hoy ha sido una de esas noches en las que me acuesto apegada a mi silencio, me siento como si estuviera dentro de una pompa de jabón que se eleva temblorosa y frágil al vaivén del aire, en espera que una ráfaga de viento fuerte me rompa.


Presiono con mis manos las sábanas que arrugadas me acarician, aspiro lento y hondo mientras busco la forma de afrontar mis miedos, las situaciones dolorosas que han dejado marca en mis recuerdos, las ilusiones perdidas, los sueños hechos cenizas.

En silencio trato de calmarme, intento alejar el pensamiento de reinventar nuevas maneras de seguir en este mundo sin darle oportunidad a que me absorba. Acogo la idea de nuevos perfiles y de inmediato la aborto porque lo único que hacen es confundir a quien me conoce y anular quién soy. 

Me cansé de ser indiferente a la mano extendida por temor al golpe de mentiras y caricias falsas. Me cansé de portar la pesada armadura que me lleva por un pozo sin luz ni salida.

Quizás equivoque la mirada, quizás equivoque las palabras que no alcanzan a abarcar las emociones que me habitan y me dejan sin aliento. Quiero creer que un día despertaré con el alba acariciando mis cabellos mientras afuera ... llueven versos.


La coordinación de los relatos de esta semana está a cargo de Magade, con el tema, El SIlencio.

17.6.19

Catadora de almas


A ella le gustaba provocarme cada vez que percibía mi presencia, se movía con lentitud dándose un tiempo largo para seducirme, le gustaba intensificarse hasta conseguir a distancia despertarme. Cada vez era más difícil contener mi necesidad.

Ella se volvía con descaro y me incitaba de mil maneras hasta acrecentar mi deseo, luego se marchaba dejándome insatisfecho y con una gran necesidad de someterla. Ella se había transformado en mi fantasía inagotable

Una noche en la que no pude resistirla, corté con rapidez la distancia que me separaba de su cuerpo,  de inmediato me imploró mi resistencia, me instó a la lucha, a que me mantuviera firme ante sus intentos por seducirme.

El tiempo pasó y sus juegos se volvieron más audaces, en ese momento me di cuenta que ella no quería que sometiera sus piernas, pretendía que penetrara su mente, asentara ahí mi territorio y le sembrara mi depravación.

Me arrastré a su mente, observé sus lugares más oscuros, me volví sigiloso para estudiarla y aprenderla y me di cuenta que nunca fue un depredador ... es la presa.

Conocí el placer de sus infiernos cuando la noche se volvió larga, dominé su mente y sometí su cuerpo, a cambio; y como tercero en discordia ... le cedí mi alma.

Semana seis con Roxana y su tema, "Pacto con el Diablo".

14.6.19

Desierto interno

Jack Vettriano - Contemplación de la traición - 2001

Su beso se enredo entre mis cabellos, permaneció callado ... alerta. Fue el último intento fracasado de compensar su desierto interno.

Su beso se sujetó ahora con delicada firmeza, entre más se asía, más sentía que estaba a punto de caerse. 

Observé en el horizonte una escalera abandonada, se giraba como un remolino violento, arrellanándose y regresando sobre sí misma, la sensación de ahogo me dejó perpleja ... Mi pensamiento se disolvió antes de nacerse. 

Ahora la escalera se mostraba recta ... y en su final ... una ventana abierta. Mis piernas se movieron por voluntad propia para dar un paso antes de darlo.

De su beso sentí su leve desamparo, no hubo razón suficiente para frenar la tentación de volar ... Su beso seguía adherido, ahora con fuerza en la punta de mis cabellos.